Certificado Energético: ¿Cómo obtenerlo?

El certificado energético es un documento que se utiliza mayormente para vender un inmueble. De este modo, se conoce el rendimiento energético que posee la propiedad. Así mismo, se puede obtener un estimado del coste energético que tendrá el servicio a largo plazo. Es por ello, que desde hace ocho años es considerado un requisito en la compra y venta de inmuebles. Aquí encontrarás toda la información que necesitas sobre este certificado y el procedimiento para obtenerlo.

¿Para qué sirve el Certificado Energético?

nieveles de registro del certificado energetico

Cuando quiera vender o alquilar propiedades, debe tener un certificado de eficiencia energética. El propietario está obligado a obtener un certificado energético y presentarlo ante notario público para que pueda seguir redactando la escritura pública.

Por ejemplo, en la compraventa de casas rurales, el vendedor debe entregar al comprador el certificado de eficiencia energética original. Para los arrendamientos de propiedad, se debe adjuntar una copia del certificado de eficiencia energética al contrato de arrendamiento. Por lo tanto, para cualquier propietario que desee alquilar o vender una propiedad (casa de campo, adosado, apartamento, oficina o casa). Antes de firmar el contrato de compraventa, se debe aportar un certificado de eficiencia energética o un certificado energético.

Cualquier anuncio de venta o alquiler de viviendas con etiquetas energéticas también debe ser obligatorio. Por ejemplo, en los escaparates de las inmobiliarias y en varios portales de Internet se debe mostrar la etiqueta energética del inmueble que se vende o se alquila.

¿Cómo sacar el certificado energético?

Un certificado energético no es un documento obtenido de una agencia. Sino, una inspección que debe pasar nuestra casa o local antes de que pueda venderse. Para ello, tendremos que contratar expertos en este campo para brindar servicios, y este experto se denomina certificador energético.

Debe visitar la casa para confeccionar el certificado, que luego debe ser registrado en el departamento competente de nuestra localidad para obtener la etiqueta energética correspondiente, esto es solo un resumen visual del documento.

Contratar personal capacitado

trabajador obteniendo certificado energetico

Debemos tener en cuenta que el proceso es complejo. Por lo que es importante que el responsable de la auditoría tenga experiencia . Y, en la medida de lo posible, su investigación debe respaldarlo. Es decir, aunque hay muchos profesionales dedicados a este trabajo de moda. Es mejor contratar a un arquitecto o ingeniero titulado porque su asesoramiento va un paso más allá de los que nos pueden dar consejos. Solo aquellos que hayan asistido a un curso de certificación energética.

Precio del certificado energético

Al tratarse de un documento que nos escapa en una oficina o en una página web, no posee un precio estandarizado para todos los casos. Pues bien, el precio depende de varios factores. En primer lugar, depende del profesional contratado para realizar el certificado energético. Porque no todos los profesionales en esta área manejan las mismas tarifas. Otro factor que influye en el precio del documento, es el inmueble a certificar. Cuando se trata de inmuebles grandes de varias plantas el precio será mucho mayor que cuando se trate de una pequeña viviente de una plata. Sin embargo, según los presupuestos manejados actualmente, para un piso de 80 metros cuadrados en Barcelona. El precio del certificado energético radica entre 80 y 150 euros.

¿Puedo vender un piso sin certificado energético?

Si no tenemos el certificado energético podemos correr el riesgo de que el notario no nos permita firmar el contrato de compraventa sin presentar este documento.

Además, aunque muchos consumidores optaron por hacer trampa para evitar pagar la tasa de inspección cuando entró en vigencia la ley. Lo cierto es que si la inspección no se realiza de acuerdo con la normativa, se puede imponer una enorme multa.

El costo de la multa depende de la gravedad del delito. Por ejemplo: la publicidad sin etiqueta energética es una infracción leve y el coste es de unos 300 euros. Sin embargo, la falsificación de certificados energéticos se considera un delito grave y la multa puede llegar a los 6.000 euros.

¿Es obligatorio tener el Certificado Energético?

Desde junio de 2013, en el caso de vender o alquilar una casa, edificio o departamento en España, se debe obtener un certificado energético. Esta medida cumple con los requisitos europeos. Incluso la promoción de propiedades problemáticas es obligatoria.

La etiqueta energética que describe el registro del certificado energético debe ser visible en cualquier anuncio de propiedad para que el público pueda comprender la eficiencia energética. Esto tiene un impacto importante en el pago mensual por consumo de energía de los inmuebles, lo que afectará el presupuesto de los hogares a medio y largo plazo.

¿Cómo interpretar la etiqueta energética?

La etiqueta energética se encuentra en la primera página del certificado energético y es una representación visual de la calificación del uso razonable y eficiente de la energía en la propiedad tasada.

La escala de letras de la A a la G se utiliza para mostrar este nivel, y el nivel más alto (es decir, A) corresponde al mejor rendimiento energético. Por el contrario, la letra G corresponde al peor rendimiento energético. Además, la etiqueta energética también incluye información sobre el consumo de energía y la producción de dióxido de carbono.

¿Quién queda exento del certificado energético?

Todos los edificios nuevos que se venderá o alquilará deben tener este certificado, pero la ley también reconoce que ciertos edificios con requisitos específicos están exentos.

En primer lugar, los edificios que están protegidos oficialmente porque se encuentran en el entorno declarado o por su valor arquitectónico e histórico sólo pueden quedar exentos si alguna de las medidas anunciadas para mejorar la eficiencia energética cambia su carácter o apariencia de manera inaceptable. En estos casos, es la autoridad que determina la protección oficial la que determina los elementos inmutables.
Por otro lado, los edificios o partes de edificios utilizados como lugares de culto o actividades religiosas, así como los edificios temporales con un período previsto de menos de dos años, o los edificios temporales comprados para una renovación o demolición importante, no necesitan obtener un certificado energético.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *