Certificado de defunción en Chile

Si has sufrido la pérdida de algún familiar, sabrás que realizar los trámites del Certificado de defunción en Chile puede resultar un tanto tedioso y difícil de asimilar por la pérdida de ese familiar querido. Es por esto que, durante los siguientes artículos trataremos de ayudarte a simplificar los pasos para la inscripción y adquisición de la partida, además de proporcionar un conocimiento que sea de gran uso durante tu diligencia.

En nuestro país, el sistema de estadísticas vitales funciona de manera  integrada y centrada por el Registro Civil, quien obtiene los certificados otorgados por el médico el cual realiza el apuntamiento de la defunción, el INE ósea Instituto Nacional de Estadísticas y el Ministerio de Salud o MINSAL  son los encargados de gestionar esta información, el cual se encuentra disponible en los Anuarios de Estadísticas Vitales.

La mortalidad se tabula según el lugar de residencia del fallecido (y al no lugar donde sucedió o ocurrió la muerte), con la finalidad de contar con la información necesaria para atribuir estrategias de supervisión sobre los factores condicionantes de la mortalidad, en la ubicación en que éstos están presentes. Excepción a lo anterior son los accidentes, que se deben tabular según su ocurrencia.

La información sobre mortalidad proviene de los certificados de defunción, el cual es preciso para proceder a la sepultación. En Chile, la protección de la certificación médica supera al 99%.

¿Qué es el certificado de defunción en Chile?

El acta de defunción es el documento a través del cual se cierra el ciclo administrativo de la vida de las personas, y es de suma importancia al igual que el  resto de los certificados, que a lo largo de la vida fueron requiriéndose.

Es un oficio que, además de declarar oficialmente el fallecimiento de una persona, permite a los seres queridos llevar a cabo ciertos trámites, como por ejemplo la solicitud de una pensión o tramitar una herencia, entre otras gestiones.

Esta acta autentifica la fecha, hora y lugar exactos del fallecimiento de un ciudadano. Por medio de un folio, el estado garantiza de manera oficial que el individuo en cuestión ya dejó de existir. En él podrás encontrar información detallada acerca de las circunstancias del deceso, los nombres de sus parientes, la edad en el momento de fallecer  y otros datos específicos. Previo a la ejecución del documento, un médico o forense deberá aprobar dicha causa de muerte.

Un documento médico es un registro escrito que da cuenta de una acción médica, constituyendo  un instrumento legal. Estos dan ayuda a los médicos para que puedan asociarse con instancias judiciales, sanitarias y público general. Siempre debe ser escrito, o al menos firmado por el personal  responsable, con letra  legible y lenguaje adecuado, consignando la identificación del profesional, del paciente y la hora y fecha de atención, pues el certificado de defunción es un documento legal que acredita la fecha y la causa de muerte de una persona.

Certificado de defunción
Certificado de defunción

Tipos de Certificados de Defunción en Chile

Al acudir a las oficinas centrales del Registro Civil o si contactas mediante otra vía como lo pueden ser sitios web o por medio de dispositivos eléctricos con acceso a internet, te darás cuenta de que existen tres tipos de inscripciones:

  • Por causa de muerte
  • Para solicitar algún beneficio gubernamental de asignación familiar vigente
  • En direcion a todo tipo de trámite que debas realizar en el futuro

¿Para qué sirve el certificado de defunción?

El certificado de defunción lo exigen cuando se va a cobrar una herencia, cuando hay trámites con un seguro de vida y también para algunos bonos del estado que le pertenecen al cónyuge (marido o mujer según sea la situación) de la persona fallecida.

Primeramente, debido a que es la única forma de suspender de todas las formas posibles la  definitiva  el reclamo del cumplimiento de las obligaciones del individuo frente al Estado y también, frente a cualquier institución con la que el fallecido hubiese tenido alguna obligación.

Este es un documento de suma importancia ya que sirve para que los sobrevivientes puedan hacer los trámites condescendientes, con el fin de gozar y disfrutar de las beneficencias a los que pudieran tener derecho como resultado del  fallecimiento.

De tal forma que las indemnizaciones procedentes de pólizas de seguros o del Estado, bienes económicos depositados en establecimientos bancarios y bienes raíces, entre otros, estos no podrán ser propicios o entregado por los beneficiarios ante la falta del certificado de defunción.

Propósitos del certificado de defunción:

  • Conocer las causas de muerte.
  • Contribuir a la prevención de esas causas de muerte o fallecimiento.
  • Servir como documento legal que permite la inscripción de la defunción en el registro civil (Certificado de Defunción) y obtener pase de sepultación.
  • Servir como documento legal que permite dar curso a otras acciones legales de interés de los deudos tales como el cobro de distintos tipos de seguros, cobro de herencias, cobro de pensiones de viudez, orfandad, etc.

Debemos tener en cuenta algunos principios al certificar una defunción por causas médicas:

  • Ausencia de signos de violencia
  • Protación de antecedentes documentados sobre enfermedades del paciente que expliquen la defunción (FCE, comprobantes de atención)
  • Presencia de antecedentes proporcionados por la familia que confirmen la situación médica del fallecido
  • Presentar de medicamentos que confirmen patologías relatadas por familiares o testigos.
  • Si existe sospecha de causas no naturales o evidencia de signos de violencia, se debe comunicar a la Fiscalía del sector correspondiente.

¿Cómo obtener el certificado de defunción?

Cuando estás próxima o próximo a solicitar el documento, tendrás tres opciones para hacer válido el trámite:

Presencial:

Deberás asistir a las oficinas del Registro Civil. Esta opción no suele recomendarse en la actualidad, dada la actual situación sanitaria a nivel mundial.

Telefónica:

Serás atendido por los ejecutivos del centro de llamadas marcando el número 600 370 2000 desde red fija o en teléfonos móviles. Al igual que en el caso anterior, la contingencia dificulta un poco la solicitud, por lo tanto, deberás armarte de paciencia.

A través de internet:

Ingresa al sitio web del Registro Civil y busca la opción ‘Obtener certificado de defunción’. Una vez completado el formulario que aparecerá dentro del enlace, estará lista la emisión y deberás esperar la validación que, al completarse, será enviada a tu correo electrónico. Esta es la mejor elección entre las tres expuestas.

¿Cuáles son los requisitos para hacer válida la emisión del acta?

A diferencia de otras diligencias dirigidas al Registro Civil, el certificado de defunción es mucho más simple de tramitar, pues tan sólo es necesario tener a la mano el RUN de la persona fallecida para llevar a cabo dicho proceso.

Al ser de dominio público, cualquier ciudadano puede tener acceso a esta información. Sucede lo mismo si solicitas una copia certificada.

Procesos a llevar a cabo después de la muerte de tu ser querido

  • obtén el certificado clínico de defunción, otorgado por un médico calificado.
  • El documento se pide obviando el lugar de fallecimiento de la persona y la hora de la defunción.
  • Realiza la emisión de la partida en una oficina del Servicio de Registro Civil e Identificación.
  • Luego de esto podrás solicitar el certificado, el cual te facilitara las labores relacionadas a pensiones y regularizaciones.
  • Compra los servicios funerarios.
  • Compra una sepultura. Si el grupo familiar no cuenta con el dinero suficiente para obtener una, puedes solicitar una entrevista al asistente social de la municipalidad donde residía la persona fallecida, quien evaluará y dará fe de que será necesaria la gratuidad del servicio.
  • Cobra la cuota mortuoria.
  • En caso de muerte presunta, es decir, si no has tenido noticias de una persona y temes su fallecimiento, solicita los resultados tras aprobar los requerimientos del aparato estatal a cargo.

¿Qué hacer si perdí la partida de fallecimiento?

Lo normal es que, al tramitar un certificado de defunción se soliciten, además, copias adicionales para contar con suficientes documentos para los distintos trámites que en el futuro habrán de realizarse.

En la actualidad, es posible obtener una copia certificada del acta de defunción por tres vías distintas, como lo pueden ser por vía internet u oficinas del registro civil:

  • De forma presencial acudiendo directamente al registro civil en el que se inscribió el fallecimiento
  • Por correo, a través de una carta dirigida al registro civil correspondiente, indicando los datos del fallecido, los datos del DNI del solicitante y la dirección a la que habrá de enviarse la copia del certificado de defunción
  • Vía Internet siempre que el registro civil que se requiere cuente con este servicio.

Sea cual fuere la forma de hacer la solicitud, es necesario saber qué tipo de certificado se va a solicitar:

– Extracto. El cual contiene la información básica necesaria.

– Literal. Es una copia exacta del acta de defunción original y contiene toda la información relativa al individuo y las causas de su fallecimiento.

También se puede optar por un documento:

  • Ordinario. Redactado en idioma español.
  • Bilingüe. Para las solicitudes provenientes de comunidades autónomas con su propio idioma.

Es importante considerar que el certificado de defunción puede solicitarse tan solo a partir de los 15 días hábiles posteriores al momento de realizar la inscripción. También es necesario tener en cuenta que el trámite puede tardar hasta 10 días hábiles en llevarse a cabo.

Como sabes, tramitar el certificado de defunción es importante y conveniente, sirve para evitar complicaciones posteriores al fallecimiento, constituyendo un documento indispensable para obtener los beneficios a los que se pueda tener derecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *